sábado, 7 de julio de 2012

Charles Chaplin

Para entretenimiento del post os dejo esta joya, Dream A Little Dream Of Me de Ella y Louis:


Charles Spencer Chaplin nació un 16 de abril de 1889 en Londres. Hijo de padres judíos cantantes y actores con cierto éxito en algún momento. Sin embargo su padre les abandonó por su afición al alcohol, y su madre Hannah Hili, parece ser que de etnia gitana romaní de la que Chaplin se sentía muy orgulloso, tuvo que hacerse cargo de sus dos hijos.
La voz de la cantante empezaba a fallar. En una actuación, se le quebró y el empresario dio un empujón a Chaplin, que entonces tenía cinco años, para que saliera al escenario, que imitó la voz de su madre y agradó al público, siendo esto su debut en los escenarios.
Hannah empezó a mostrar síntomas de no tener las meninges en su sitio y fueron a vivir al asilo de Lambeth. Poco después ella tuvo que ser ingresada en un manicomio. Los dos hermanos, Sydney y Charles estuvieron en varios orfanatos, y viviendo de la caridad. Pero Charles potenció su faceta artística. En 1897 formó parte de los Eight Lancanshire Lads, un grupo de jóvenes actores que hacían giras por pequeñas poblaciones.
Al año siguiente muere su padre, mientras que él actúa para varias compañias teatrales. En 1906 firma un contrato con el Castle Coys Circus como una de las primeras actuaciones. Y actúa con el papel de Billy en Sherlock Holmes, y en diversos music-halls de la capital británica. Firmó un contrato para la compañía de pantomimas de Fred Karnod.

Trabajando para ella perfeccionó su interpretación y sus habilidad con la mímica, y participó en una gira en París, y en otra por Estados Unidos. Fue una época en que proliferaban ciertas películas de humor, con gesticulaciones exageradas, caricaturas de la realidad, y plagadas de peleas con lanzamimento de tartas.



Ya en Estados Unidos firmó para los estudios Keystone y se estrenó su primera película, Ganándose la Vida o Charlot Periodista. Ese mismo año rueda treinta y cinco películas de quince a veinte minutos, en las que va formando el carismático personaje que le daría fama en todo el mundo: Charlot.

Éste aparece por vez primera en el film Carreras de Autos Para Niños. Es un Vagabundo con una peculiar indumentaria formada a base de aportaciones de amigos: anchos pantalones, enormes zapatos, un desmarañado bombín y un bigotillo característico. Charlot es patoso y buena gente, y procura comportarse con la educación de un caballero. Sobrevive a base del uso de la picaresca y de huir de las autoridades. El ingenio con el que creaba las cómicas situaciones del vagabundo, junto con la habilidad de la gesticulación de Chaplin dieron lugar a cintas basadas en la expresividad de la imagen. Recordemos que estaban haciendo cine mudo y no podían usar el lenguaje oral.



En los años siguientes sus películas fueron adquiriendo argumentos más elaborados, como Charlot en la Playa, Charlot en la Calle de la Paz, El Inmigrante o Charlot Músico Ambulante. Todas de la fábrica de cine Mutual.
En 1918 fue contratado por la productora First National por un millón de dólares, que posteriormente le conseguiría un estudio propio con el que creó la mayor parte de sus filmes. En este momento ya ha asumido la tarea de director.
Con ella se estrenaron Vida de Perro y Armas al Hombro.

Fue entonces cuando rueda El Chico, una de las obras maestras del cine. Ensalza la importancia del amor entre iguales, con un resultado lleno de ternura y también con una gran crítica social. En los años setenta compuso la música para ella, que era muda.

En 1919, Chaplin y otros compañeros fundan la compañía distribuidora de películas United Artist.Y en 1923, con una estable productora y una buena fortuna, se sintió libre para desarrollar sus ideas. Así es como surge Una Mujer en París,

En esta época se inicia la trilogía final de Charlot y sale a la luz la comedia La quimera del oro. En 1927 aparece su primer film sonoro El Cantor de Jazz. Sin embargo, Chaplin sigue fiel al cine mudo y a su alter ego Charlot y continúa la trilogía con The Circus, en la que se incendia el estudio, pero por la que recibe su primer Óscar. El Vagabundo se persona de nuevo en Luces de la Ciudad, incluyendo música del director y escenas sonoras. Completa su banda sonora La Violetera, del compositor español José Padilla. Éste salió victorioso tras un pleito por derechos de autor de esta canción.




Después de un viaje por Europa, en 1936 se estrena Tiempos Modernos, en la que se retratan las condiciones que tiene que sufrir un obrero durante La Gran Depresión. Película a caballo entre el cine mudo y el sonoro.
Cuatro años más tarde y tras la invasión alemana en Europa, filma El Gran Dictador, otra de sus obras más reconocidas. Una sátira clara al fascismo y en concreto al Nacionalsocialismo, parodiando a Hitler. Aunque el personaje de Charlot ya estaba jubilado, no hay duda de su proyección en el personaje de barbero judío, por su forma de andar y moverse, y su ternura.



Las críticas de su obra procedentes del puritanismo norteamericano se vieron incrementadas con esta película. Fue una época en la que se sufrió el maccarthismo o "caza de brujas", en la que fueron perseguidas muchas personas recogidas en "listas negras" acusados de ser comunistas, y por tanto, traidores a la patria. Curiosamente el partido comunista no se ilegalizó, aunque esto iría en contra de los derechos civiles de los ciudadanos americanos.

 Chaplin fue uno de los sospechosos debido a sus ideas progresistas que exhibía sin pudor, y tras Monseir Verdoux (1947), un Barbazul que mataba esposas después de desposarlas y quedarse con su dinero, se agudizó este pensamiento, por su carácter fuertemente anticapitalista y el paralelismo que existía entre los delitos del personaje y las potencias en período de entreguerras. Se trasladó a Londres para estrenar Candilejas, llena de referencias autobiográficas y que es capaz de unir en un gesto la carcajada con el llanto. Tuvo diversos problemas con el director del FBI y el Comité de Actividades Antiamericanas, así que finalmente se exilió a Suiza donde adquirió una mansión en Cosier-sur.

Posteriormente creó Un Rey en Nueva York en la que dejaba plasmado su resentimiento hacia Estados Unidos. Su última película es La Condesa de Hong Kong, protagonizada por Marlon Brando y Sophia Loren. Pero después continuó con la composición musical de varios de sus filmes.


En 1972 le conceden un permiso para regresar a Estados Unidos y recoger un Oscar honorífico. En la gala se alteró el orden de los galardones, ya que se reservó el último para entregarlo a Chaplin, cuando lo normal es que fuera para la mejor película. Todo por "el gran efecto que había logrado en el arte del siglo XX, el cine".

Ha sido nombrado doctor honoris causa en Oxford, y Sir por su Majestad la Reina Isabel segunda.

Murió en su casa de Suiza en 1977 a la edad de ochenta y ocho años.

Era una persona querida con sus amigos con gran sentido del humor. Se han contado diversas anécdotas como por ejemplo probar el vino que le daba el camarero en su primera copa, escupirla con enorme asco ante el asombro de todos, incluido el camarero, y cuando se hacía el silencio mirar y decirle: «¡Excelente!». Son anécdotas de cómo la vida con él era una caja de sorpresas. (Comentado por su hija Geraldine en entrevistas).

No he querido extenderme para hablar sobre su vida personal, pero estuvo casado cuatro veces con esposas jovencitas en su momento. La cuarta fue Oona O´Neill, hija de un famoso dramaturgo. Y madre de Geraldine Chaplin, afincada en España y muy querida también en nuestro país.

Sin duda Charles Chaplin ha sido un icono en estos últimos tiempos. Solamente la silueta de Charlot es reconida en todas partes. Incluso se ha creado lenguaje como el término charlotada para referirse a un espectáculo de toros en tono cómico, y que tiene origen en la indumentaria de los artistas imitando al famoso personaje.
 Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor, director y músico Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dice a Chaplin:" lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal todo el mundo le comprende y le admira". A lo que Chaplin respondió: "lo suyo es mucho más digno derespeto; todo el mundo le admira y prácticamente nadie lo comprende".  ¡¡¡Que tengáis suerte!!!

2 comentarios:

  1. Me encanta la ultima cita, la contestacion a Einstein

    ResponderEliminar
  2. Me hizo mucha gracia y por eso la puse

    ResponderEliminar